Sin importar el lugar en qué vivamos, nuestra situación familiar o económica, siempre hay algo por hacer o alternativa por probar para reducir el plástico.

A continuación, a través de pequeñas acciones por etapas iras adaptandote a este proceso hasta llegar a la meta que es el residuo cero.

  • Usa bolsas reutilizables: Acuérdate de llevar siempre una bolsa reutilizable en el bolso, mochila o el carro.
  • Evita el sobreenvasado: Si tienes que elegir entre un manojo de plátanos sueltos a uno en una bandeja de plastico, ya sabes por que opcion optar.
  • Evita el agua mineral embotellada: Lleva siempre tu propia botella.
  • Reutiliza la bolsas de plástico pequeñas para comprar la fruta y verdura a granel.

Suscríbete al blog

Ingresa tu email para recibir los últimos posts y novedades!

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No Comments Yet.